Qué hacer para cargar la batería de tu celular más rápido

Anuncios:

El hombre moderno tiene un extraño rasgo, muy particular, único de su época: es un ser que vive en duplicidad ¿Pero qué quiere decir esto? ¿Algún maleficio flamante? ¿Una enfermedad actual? No, simplemente que existe en dos lados: la realidad y la virtualidad. Y esa dicotomía se está extremando, exacerbando como nunca. Bajo ese contexto que aceptamos y es inexorable, más allá de los múltiples detractores de las bonanzas tecnológicas, aparece un problema difícil de resolver a veces: la carga de batería del celular. Pero como siempre decimos que para todo hay solución, te presentamos qué hacer para cargar la batería de tu móvil más rápido. Como siempre, te traemos la mejor información ¡No te pierdas el posteo!

bata 1

Siempre tenemos ese granito de arena o pequeña piedra en el zapato que molesta. El calzado está perfecto, pero el andar se complica. Con los celulares el gran peñasco suele ser la batería y su carga. A veces, nos olvidamos de realizar semejante sacro acto; otras, no anda bien o se nos corta la luz. No estamos siendo muy originales y de todas maneras se suscitan una buena cantidad de situaciones, cuestión que denota la variedad del asunto.

Sabemos, por nuestra lado, que la carga es vital. La necesitamos: no queremos quedarnos incomunicados o sin acceso a las múltiples aplicaciones (algo mucho peor hoy), porque de golpe sentimos que una parte de nosotros se desgaja, desaparece, nos convertimos en una suerte de parias en la contemporaneidad moderna.

Sin embargo, aquí vamos a otorgarte una serie de consejos útiles para cargar la batería de modo más rápido y eficiente. Nada de preocupaciones a medio camino hacia el trabajo o si te quedas dentro de un atolladero momentáneo. Como siempre decimos, de todas formas, estas sugerencias no son exclusivas ni excluyentes y siempre se puede añadir algo nuevo, un método o una forma que funja como excelente solución. Dicho esto, manos a la obra.

Qué hacer para cargar la batería de tu celular más rápido

bata 2

Utiliza tu móvil de modo eficiente: Sabemos que el tópico central de la nota es la carga de batería, pero lo siguiente no viene mal como paso previo. La directiva es sucinta y sencilla: usa el móvil con eficiencia. Eso quiere decir, por ejemplo, que cierres las variopintas aplicaciones que tienes cuando no las usas porque consumen una enorme cantidad de energía. Lo mismo con el caso del WiFi, sobre todo cuando salimos de casa y no nos quedaremos en ningún sitio quietos. No perdamos excesivo tiempo en la búsqueda de información o esgrimir funciones como sacar una foto y si es indispensable activemos el modo avión, opción que reducirá notablemente cualquier gasto. Es importante, lo repetimos, seguir estas mínimas diligencias para garantizar tener el móvil en funcionamiento con nosotros. Y semejante consejo es más importante sobre todo para aquellas personas que viven y surcan día tras día grandes urbes, pasando tal vez una jornada entera fuera de sus hogares.

Rumores que circulan: Suele recomendarse que la batería se consuma absolutamente para volverse a cargar todo. La explicación es muy simple: enchufar los celulares sobremanera tiene como consecuencia rápida la disminución de la batería. Así que tal vez sea mejor un uso bien prolongado, garantizado estar en los estertores del celular cerca de casa o en el mismo hogar. Sabemos que nadie quiere tener un tenebroso ocho por ciento y andar muy lejos de la tierra prometida.

Usa el cargador adecuado: Si hay un motivo que mata o disminuye con celeridad las baterías es el uso de cualquier cargador. Por lo general, las entradas no son las mismas y las dañamos o sencillamente no carga ¿Lo que conviene? Siempre usar el artefacto idóneo para restaurar la energía de nuestro celular. El que vino con el móvil de fábrica o uno similar comprado por fuera.

No a las cargas USB: Este tipo de cargas no son eficientes por dos cuestiones: reducen la batería en su capacidad (veremos que ya no dura una jornada el celular prendido) y, para colmo, carga de modo muy lento. Así que repetimos la recomendación de más arriba, con una salvedad: carga con el artefacto de fábrica y si se puede en el modo de pared. Sí, somos bien clásicos si el precio es que tengas tu smartphone sano.

Apaga las aplicaciones: Es una enfermedad muy común (sí, nos gusta exagerar para que todo quede grabado) seguir utilizando el celular mientras el mismo se carga. Entonces mandamos mensajes, entramos en Facebook o departimos en Snapchat mientras el pobre cargador hace de las suyas ¿Los resultados? Una restauración poco eficiente, lenta y sobre todo un progresivo deterioro en la velocidad del celular. Te darás cuenta fácilmente: hay una enorme diferencia en la dinámica de los móviles si se carga apagado, prendido sin uso o en plena utilización. Lo último es como dejarlo dormir pero no del buen modo. Piensa en ti mismo intentando llevar adelante una siesta al lado de un concierto de Kiss. Así que el consejo que te damos es que apagues todas las aplicaciones. No sirve con no utilizarlas, sino que debes realmente cerrarlas para que no consuman energías.

El modo avión es una forma extrema: Una excelente manera de cargar tu celular de forma idónea y rauda es poner al mismo en modo avión. Con eso queda totalmente inutilizado, pero tiene como contraparte la posibilidad de apagar todas las aplicaciones y servicios que siempre están consumiendo energía, incluso cuando no están abiertos. Si no es indispensable recibir mensajes o llamadas en esos momentos, si puedes darte el gusto (o el disgusto, según la persona) de apagar ese bendito celular, esta no deja de ser una excelente posibilidad. Para tener en cuenta, querido lector.

Directamente apaga el celular: Digamos que el modo avión es un punto intermedio. Si bien el celular está inutilizado, puedes enseguida cambiar la situación y verte tentado en activar el móvil para vislumbrar alguna novedad, con razón o como simple curiosidad. Si eres de esos impacientes o viciosos de tu dispositivo lo mejor que puedes hacer es apagarlo. La carga será la más eficiente y el aparato funcionará muy bien cuando este totalmente restaurado y se prenda.

Quita la funda de la batería: Es una posibilidad un poco más enrevesada, aunque no carece de efectividad. No suele hacerse, pero tienes que saber, querido lector, que quitar la carcasa a tu celular suele servir para que la batería respire mejor. Entonces, si no se recalienta, la carga fluye y de paso cuidas a tu batería, pensando sobre todo a largo plazo. La temporalidad de ésta siempre suele ser el gran incordio cuando pensamos en celulares.

Aquí te hemos dado una serie de consejos y sugerencias para que cargues tu batería de un modo más eficaz y rápido. La celeridad aquí hay que entenderla no solo como una bonanza para el usuario del artefacto, sino un modo de prolongar la vida útil de tu móvil. Si usamos un poco la inteligencia al respecto, es seguro que su existencia se dilatará algo más, además de un concomitante buen uso.

Esperamos que los consejos te sean de gran ayuda, querido lector. Como siempre, puedes dejar tus comentarios, preguntas, refutaciones o aclaraciones en el panel respectivo ¡Hasta la próxima!

bata 3

Otros Buscaron:

  • como hacer forros para celulares
  • COMO HACER UN FORRO PARA CELULAR
  • protector para el celular
  • como hacer un protector de celular paso a paso
  • forros de celulares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*