Qué hacer para cuidar el cabello en el verano

Como suele decirse comúnmente, el cabello es el marco de nuestro rostro, por ende, no es una cuestión baladí cuidarlo; determina sobremanera la imagen. Y sin embargo, si hablamos de una época del año que lo lastima, lo hiere sin darnos cuenta, es el verano tan amado por todos. “Entonces, ¿qué hacemos?”, se preguntará el lector. Para todo hay solución y aquí nosotros te la damos. Porque no queremos que te pierdas el estío, sino que lo vivas como el mejor de todos, te presentamos qué hacer para cuidar el cabello en el verano. Como siempre, te traemos la mejor información ¡No te pierdas la nota!

rese-1

Se viene el verano para el hemisferio sur, pero este tópico también puede ser útil para aquellas regiones del globo de clima tropical; es decir, temperaturas altas todo el año. Pero volvamos: cuando el estío se aproxima tenemos unas ganas irrefrenables de estar al aire libre, porque todo lo permite. Vamos a las hermosas playas, piletas, jardines, plazas, hacemos una vida más nómade que de costumbre.

Quizás nos cuidemos de la piel, entonces, porque es la principal víctima de los rayos solares, además del incordio y dolor que genera quemarse. Pero no es la única: el pelo se suma. Si vamos a una piscina el cloro daña, exposición prolongada al febo lo mismo y así podríamos seguir. De todos modos, hay soluciones y nosotros te las traemos aquí. Porque usar un gorro no es efectivo y menos perderse de las bonanzas de tan placentero período del año.

Como siempre decimos, de todos modos: aquí no tratamos de ser excluyentes ni exclusivos. Todas las sugerencias son de carácter natural o sumamente accesibles. Ante cuestiones más complejas es importante una consulta apropiada, además de que cada uno puede tener sus métodos y sapiencias particulares. Dicho esto, manos a la obra.

Qué hacer para cuidar el cabello en el verano

rese-2

Es hermoso ir a la playa, sentir el arena en nuestra epidermis, la brisa del mar y sus aguas nítidas. Lo mismo es una bella piscina, rodeado de compañeros y con buenas tertulias. La vida en el verano tiene una conexión mayor con la naturaleza. No vivimos encerrados como en el invierno, con nuestra calefacción y taza de té. Aquí nos enfrentamos con toda la hermosa exuberancia de lo que nos rodea. Y somos felices, aunque con estos consejos lo serás más.

Crema de huevo:  Rompe un huevo y separa la yema. Puedes batir una o dos hasta que se conviertan en una suerte de elemento cremoso y espumante. Una vez realizado eso, lo aplicarás en tu peli suavemente y dejarás que actúe durante una hora. Luego enjuagar con agua tibia. Por sus propiedades es excelente para reparar todos esos cabellos duros y quebradizos producto del sol. Es recomendable que semejantes ungüentos los pruebes de noche, con la comodidad de saber que nadie interrumpirá el proceso, ni siquiera tu mismo.

Crema de yogurt: El siguiente tratamiento sigue más o menos la mismas premisas que el anterior. Batir, generar un elemento cremoso, aplicar con delicadeza y luego enjuagar con agua tibia. La diferencia, de todos modos, radica que lo puedes efectuar cuantas veces quieras, incluso en el día. Deja un hermoso aroma y protege el cabello.

Áloe vera:  A veces, el hecho de vivir enfrascados en ciudades donde predomina el cemento y sus variantes nos hace olvidar que la naturaleza no sólo es sabia, sino que posee absolutamente todo. Sólo se necesita conocimiento al respecto y buena disposición. No vamos a enumerar las bondades del áloe, que ya todos las conocen, pero lo que sí queremos recalcar es que también sirve para el pelo en el verano. Si cortamos lo que se denomina su pulpa, con un poco de agua, daremos lugar a una especie de elemento que se debe emplazar en el pelo, desde la base a las puntas. Todo con suavidad y meticulosidad. Luego de 20 minutos aproximadamente puedes enjuagar con agua tibia. Tan simple como ello ¿Los resultados? Tendrás el cabello más sano, fortalecido y encima con un mejor crecimiento, por si no estás muy a gusto con sus dimensiones.

Miel y aceite de oliva: Solemos decir, por una cuestión plenamente científica y empírica, que el aceite y el agua no se mezclan. Perfecto: pero el que es de oliva con la miel sí lo hacen y de maravillas si pensamos en nuestros cabellos. Para lograr el objetivo de cuidar el pelo, tienes que mixturar tres cucharas de miel y tres de oliva. Luego de realizar una nueva sustancia con esa combinación, aplicamos en todo el cabello. Si añadimos masajes a ello, no sólo aportaremos delicadeza, sino una mejor irrigación para los folículos capilares. Pero más allá de eso, el tratamiento se efectúa durante 20 minutos.  Luego se lava con agua. A diferencia de otros que te mencionamos, con este basta hacerlo dos veces por semana.  El corolario será un pelo hermoso y brillante.

Mayonesa:  Huevo, limón y aceite es lo que conforma o genera este aderezo. Bueno: también sirve para el pelo. Si no quieres efectuar el tratamiento con el producto que se usa para comer, puedes realizar la combinación en el momento y con estos fines terapéuticos. Lo aplicas en cada cabello desde raíces a puntas y dejas actuar por media hora. Luego, lavas como lo haces en forma asidua. El cabello se verá con pocas sesiones muy fortalecido, sano, nutrido y hasta sedoso.  No es magia, sólo mayonesa.

Aceite de coco: Tal vez no sea un método muy usual, por la dificultad de obtener el ingrediente, además de su valor. Sin embargo, el aceite de coco por sus vitaminas, aceites y grasas se vuelve en el máximo aliado para combatir la resequedad, muy normal en el estío. Al usarlo lo debes aplicar en cada hebra de pelo y dejarlo actuar durante 30 minutos. Con dos o tres veces por semana basta, para no generar una saturación en la zona. Conforme vayas obteniendo los resultados pretendidos se debe reducir la dosis, todo por análogas razones.

Aguacate: El aguacate maduro junto al aceite de oliva se convierten en una sensacional combinación para cuidar tu pelo. La mezcla debe ser aplicada después del baño y el uso de champú normal. Puedes utilizar un gorrito, para que actúe de mejor modo durante media hora. Al igual que en el caso anterior, con dos o tres veces por semana basta. Luego se reduce el tratamiento, una vez vistas mejoras.

Aquí te dimos, como se ha visto, un buen número de sugerencias. Los consejos no son imperativos, pero si tienen cierta sabiduría que no se debe desestimar. Es diáfano que todos ellos son de carácter natural, aunque puedes realizar otros métodos que no sigan esas premisas. Por ejemplo, si el cloro, la sal o los rayos solares resquebrajan y secan el pelo, no es conveniente añadir un uso exacerbado (muy frecuente en la época) de secadores de pelo y planchita. Es de común conocimiento que esos calores sólo generan mayores consecuencias negativas en nuestro cabello.

Entonces queda en claro que no queremos que dejes de ir a la playa, una pileta o solazarte con amistades en un sitio al aire libre. No, sólo queremos que una parte de tu cuerpo no sufra las consecuencias. Como siempre, esperamos que la información haya sido de tu ayuda.

rese-3

Otros Buscaron:

  • utilizacion de esencia maravillosa
  • como hacer una dona en el pelo
  • ¿La tiza y el alcohol para qué sirve?
  • como usar cloro en pepa
  • como podríamos cuidar la energia natural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*