Qué hacer para evitar la calvicie

Anuncios:

En pocas temáticas de la vida se juega tanto al producirse un choque de dos complejidades: por un lado el anhelo extremo de no perder el pelo para muchas personas; por el otro, los avances, retrocesos, zozobras y dudas a nivel científico (y de sabidurías que van más allá) acerca de la alopecia endemoniada. Mucho mito, mucha información dudosa o francamente mala se comunica. Pero no te preocupes, querido lector: aquí te presentamos qué hacer para evitar la calvicie. Sugerencias que te van a ayudar muchísimo ¡No te pierdas la nota!

cal 1

Epicuro, filósofo hedonista, solía decir que cuando un dolor es muy fuerte dejas de sentirlo inmediatamente (posiblemente por la muerte o la inconsciencia) y cuando es prolongado y suave no molesta tanto. Aquí no se comparte, porque lo que se dilata en el tiempo, lo que va progresando poco a poco puede llegar a ser tan insoportable hasta desear que suceda de una buena vez. Tal observación y coyuntura es la que viven los que padecen la calvicie. Y no está mal usar ese verbo, ya que este posteo está dirigido a quienes les molesta mucho o un poco quedarse sin cabello (claramente no a quienes no les importa).

Hablamos de una realidad que avanza, que nunca se detiene, donde se pasan desde facetas de negación, de vergüenza porque se vislumbre, hasta una aceptación más que triste. Aceptación por resignación. Y es complicado, porque usualmente siempre encontramos soluciones en la vida ¿Pero para la pérdida de pelo la hay? Hay que aprender que aún no se ha erradicado al 100 por ciento, pero existen métodos muy progresivos. Aquí haremos hincapié en los más accesibles, solo dejando a lo último los costosos y complejos.

Como siempre decimos, no hay exclusividad de nada en estas cuestiones y cada lector puede conocer, aportar sus propios conocimientos, senderos e incluso métodos para tratar de luchar contra semejante realidad que sufren los hombres y también algunas mujeres, por más que posean sus rasgos particulares. Dicho esto, manos a la obra.

Qué hacer para evitar la calvicie

cal 2

No te engañes: Un primer paso que recorren casi todos los potenciales calvos es la negación. Sí, vemos caerse pelo, incluso un aumento de entradas o coronilla; pero comenzamos a inventar excusas: que siempre fue así, que el peluquero exageró en sus tijeras, seguramente es estrés y otros subterfugios. Sin embargo, lo más probable es que la calvicie haya comenzado. La cuestión compleja radica en que como su progresión es lenta, es posible que no aceptes hasta pasado un buen tiempo. Si dudas en todo caso ve a un médico.

Actúa rápidamente: Si eres de los que realmente le importa perder pelo y no quieren verse baldíos en sus cráneos, entonces lo mejor es que actúes. Lo repetimos: aunque varía según la persona (hay grados diversos de calvicies, por lo general dividida en cuatro zonas), siempre aumenta o progresa. Así que actuar de manera rauda  es no dejar que el pelo desaparezca, ya que una vez que se afinó a más no poder y no existe más el folículo, murió definitivamente. Actúa, entonces,  encuentra soluciones de acuerdo a tus posibilidades, porque el tiempo es oro y, seguramente, mucho dinero.

Observa las advertencias: Este consejo está muy enlazado a los anteriores. No es indispensable ver mucha caída cuando nos bañamos, peinamos o se agrandan entradas o poseemos coronillas sin cabello. Ahí ya está todo muy avanzado. Los especialistas dicen que más de cinco pelos en la almohada es una evidencia irrefutable.

La calvicie es genética: Lo aseverado aquí tiene tantas implicancias que se verán en cada consejo. Si la calvicie es genética quiere decir, dicho vulgarmente, que pasa por dentro. Entonces es bueno derruir mitos como que pierdes pelo por bañarte mucho, tomar sol en exceso o utilizar gorras. Al contrario, posiblemente utilizar sombreros ayude en la calvicie (evitamos calores o fríos fuertes), aunque lo asociemos a la persona que oculta justamente es aquello.

Seleccione un shampoo correcto: Cuando hablamos de correcto nos referimos a que según nuestro tipo de cabello será el shampoo que usemos. Para cabellos finos, gruesos, grasos y tantos otros tipos. Eso puede ayudar mucho. Asimismo, es bueno seleccionar uno que no haga demasiada espuma, ya que eso es un claro indicador de lo abrasivos que son.

Los masajes: Una gran cantidad de sitios o compañías que luchan contra la calvicie utilizan los masajes como método central. En esto hay que llevar adelante una advertencia enorme: mejorar la irrigación puede ayudar pero no hay una conexión necesaria. Es decir, no está comprobado científicamente que a todos les sirva y mucho menos que al que lo ayuda le evite quedarse calvo. A la larga, tal vez, el final sea el mismo. Sin embargo, una dilatación de unos buenos años para quienes no tienen acceso a las más costosas maneras es  muy bueno. Como suele decirse: más vale algo que nada.

Ojo con el secador, planchitas o ciertos peinados: Este es un claro no debes si tienes propensión a la calvicie. Tanto el secador si lo usas mucho y cerca, como la plancha para alisar el pelo lo secan, lo queman o lo hacen quebradizo. Todo eso son potenciadores para la pérdida del cabello. Lo mismo corre para los peinados muy ajustados, donde se fuerza un movimiento extremo  de cada uno de los pelos. Obviamente, todo esto no pasaría de alguna perdida fugaz o fealdad estética si no sufrieras de alopecia,

Prueba con ungüentos y masajes:  El vinagre dos veces a la semana, Aloe Vera, la leche de coco, aceite de miel, almendra, oliva e incluso la canela pueden ayudar a detener la caída. Simplemente es crear la sustancia y frotarla suavemente en el pelo, con masajes circulares. Luego quitas con agua tibia, muy despacio.

Ingesta de vitaminas: La vitamina a, b, c y d son vitales para cuidar el cabello. Por ejemplo, la última ayuda a mantener sanos los folículos capilares, ese sitio que alimenta justamente al pelo. La b disminuye la caída y mejora la calidad al aumentar la irrigación. Bondades similares se observan en las restantes. Y hay una mayor efectividad en todo esto porque hablamos de algo que entra en el cuerpo.

Minoxidil y finasteride: Para estos elementos hay que recurrir siempre al médico. El primero es un vasodilatador que históricamente se utilizaba para las personas con problemas de tensión arterial. Se descubrió accidentalmente que combatía la calvicie porque a los pacientes, incluso mujeres, les sucedía de aumentar su cabello o de nacer en sitios insospechados. El segundo es un claro inhibidor de la testosterona, que es justamente la que acelera los procesos de caída. La malvada simplemente acelera los ciclos y empequeñece folículos, matando al pelo. Suele tener más efecto en coronilla y parte superior que en la línea frontal. Tiene contraindicaciones para menores de 18 y mujeres.

Cirugías: Esto es lo máximo a lo que puede aspirar una persona con calvicie en la actualidad, donde se ve que no hay una solución absoluta.  Hay diversas técnicas donde se extraen unidades desde las zonas dadoras y se injertan individualmente en los sitios afectados. Recuerda que los costados y en la zona de arriba de la nuca hay pelos que nunca se caerán. La calidad de la operación determinará cantidad, calidad, naturalidad del pelo emplazado. Lo positivo es que ese cabello no sufrirá nunca caída; el restante, en todo caso se podrá sostener con medicación (si, ya cuando llegaste a este punto dudas de todos los masajes y consejos de abuela).

Esperamos, querido lector, que el material haya sido de tu agrado y te sirva mucho.

cal 3

 

 

 

Otros Buscaron:

  • como se llaman los protectores de celulares
  • hay ciertos pantalones que se les hacen como unos pelos blancos
  • como hacer sol de foamix
  • como hacer un bandera de venezuela con materiar de provecho
  • como puedo hacer para que no pique la tintura al cabello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*