Qué hacer para mejorar las relaciones interpersonales

Anuncios:

El mundo exige mucho de nosotros. Con el tiempo nos damos cuenta que no nos consideran excesivamente especiales y hay que demostrar ¿El resultado? Constante presión, trabajos por doquier, responsabilidades, obligaciones y cuestiones similares. Naturalmente que todo eso da como consecuencia un individuo cansado que apenas puede hacer otra cosa que comer y dormir (sí, existen esa clase de vidas) ¿Pero qué pasa con los amigos, presentes y potenciales? ¿Dónde quedan nuestras relaciones? Seguramente no en un buen sitio, por eso aquí te presentamos qué hacer para mejorar relaciones interpersonales. Un material excelente para que dejes de ser una suerte de ermitaño ¡Imperdible!

in 3

Vamos al trabajo, respondemos, nos ceñimos a la estricta responsabilidad, damos casi toda nuestra energía y volvemos. Esa es una rutina normal en las grandes urbes del mundo. El corolario es llegar al hogar con poca energía y realmente pensar dos veces para efectuar cualquier movimiento que implique exceso de desenvolvimiento.

¿Y las relaciones con otros? Naturalmente, si nuestro espacio de individuación se reduce, es lógico que pase lo mismo con el que podemos darle a otro. El corolario siempre es convertirse en una suerte de ermitaño moderno. Y no podemos culpar tanto a esa persona: luego de una jornada laboral de 12 horas, tener ganas de vestirse y dirigirse a otro sitio para un encuentro es un poco difícil.

Pero aquí la idea es que pienses distinto, precisamente porque ese esfuerzo de socializar vale la pena. Siempre es positivo charlar, conocer gente nueva, intercambiar pareceres, opiniones; porque resulta placentero, entretenido y, sobre todo, nos quita muchas veces cargas pesadas de estrés. Es decir, hay que efectuar todo lo contrario a lo que el cuerpo indica minutos después de salir del trabajo.

Por nuestra cuenta, entonces, te presentaremos una serie de consejos para tener y mejorar esas relaciones interpersonales que realmente tienen fines benéficos y hasta terapéuticos. Como siempre afirmamos, no somos exclusivos ni excluyentes. Colocamos solo consejos que pueden servir. Por tu cuenta, querido lector, añades los propios. Dicho eso, manos a la obra.

Qué hacer para mejorar las relaciones interpersonales

in 2

Acompañar: Hay algo básico en toda amistad o relación: la abnegación. Y eso es diáfano, debido a que si imponemos siempre va a llegar un momento que disgustará al otro. Pero ser abnegado tiene su cuota egocéntrica, aunque suene extraño; es decir, que te beneficiará a ti. Por ejemplo, ve con esa persona al cine, a la plaza que le gusta, acompáñala a efectuar los mandados. Siempre es ocasión de crear vínculos, pasiones y también despejarse un poco de las problemáticas propias.

Ser una persona agradecida: En el mundo hay muchas cosas que escapan de nuestro parecer, por eso siempre es bueno vislumbrar lo positivo y agradecer, que en definitiva es una actitud de vinculación positiva con el todo. En el sentido específico, sin embargo, nos referimos también a un agradecimiento hacia esa persona que tanto nos ayuda. Puede ser en carta, en correo electrónico o cara a cara. Incluso diariamente lo puedes cavilar como un pensamiento propio, sin comunicarlo.

Quédate con la realidad: Cuando nos vinculados con otro, sea una pareja o un compañero de trabajo, muchas veces anteponemos el debería ser o el ojalá fuera. Eso emplaza un componente diserativo que frustra e incluso aleja porque nada cumple los deseos de uno. Mejor es escuchar, comprender, tratar de entender y si en todo caso no funciona alejarse sí de lo que hace mal. Esto a la larga ayudará en tus relaciones.

Ayudar al otro: Desde un conocido que atraviesa un entuerto difícil hasta ese ser ignoto, transeúnte de turno como nosotros, que lleva una carga pesada de bolsas o necesita una colaboración para cruzar la calle. Eso nos da sensaciones placenteras, porque ayudaremos a otros, mejoraremos el vínculo con la sociedad de algún modo, más allá que esa cooperación con un ser desconocido no se fortifique en una gran amistad.  Recordemos la premisa de la nota: lograr mejorar tus ligaciones con el otro y la otredad es cualquiera.

Date gustos, conociéndote: Lo interno y externo muchas veces está en una relación dialéctica; es decir, no se los puede dividir en forma taxativa. Por eso, siempre es bueno conocerse a uno mismo para mejorar las relaciones con otros. Darte gustos, escuchar las necesidades que el cuerpo y la mente comunican, efectuar actividades alocadas si hace bien y todo lo que se parezca. De esa forma aprenderás una gran verdad que siempre soslayamos: si el ser humano está bien el mundo está bien, porque, en definitiva, solo hay mundo para el hombre.

Escucha más y habla  menos: El habla suele ser una imposición cuando se abusa de ella frente al otro. Sea porque departimos demasiado de nosotros o precisamente de la persona con la que hablamos y terceros. Escuchar, en cambio, nos otorga una plasticidad para llegar al fondo de corazones ajenos, darse cuenta de dolores, tomar nota de pareceres variopintos y así mejorar relaciones. En esos momentos tenemos que dejar un poco de lado el ego y abrirnos al la persona que está frente a nosotros.

Dona lo que no te sirva: Donar es una buena manera de mejorar tu ligazón con el otro en sentido general; es decir, la sociedad. Y no es porque el prójimo se convierta en una bolsa de basura ambulante, sino que lo que nosotros no usamos puede ser de gran colaboración a terceros. Por eso, ese abrigo que ya no usas, el libro o una vajilla siempre vienen bien a otras humanidades. Verás que ayudan aunque sea un poco te hará sentir muy bien.

Demuestra: Si buscamos mejoras en las relaciones, crear lazos significativos y fuertes incluso en algunos casos, hay que demostrar. Tal vez nos cuente o llene de pudor; pero esas son excusas. El amor, el querer o el simple respeto se construyen en acciones bien variadas. Di te amo si es necesario las veces que sean y cuestiones similares. El otro no tiene por qué saber lo que pasa por tu fuero íntimo ni debe dilucidarlo. Por eso, mejor es ser transparentes y expectorar todo lo que pase adentro.

Extiende y crea lazos: Hay un curioso corolario de la tecnología: hecha para conectarnos nos termina aislando. Pero no tendría que ser así. Puedes utilizar el correo electrónico, las múltiples aplicaciones como redes sociales o servicios de mensajería, las vídeo llamadas y todo lo que sea para unirte con la otra persona, ser un individuo atento a los avatares del otro. Y todo eso debe servir para encuentros en vivo, juntadas, reuniones del número que sean ya que nunca habrá reemplazo para el contacto físico, el cara a cara.

Utiliza la duda: Dentro de las limitaciones del ser humano, existe una que lo complica mucho: el juicio previo. Como no conocemos todo ni a todos, pero sentimos una necesidad de anunciar, afirmar, averar, quizás nos apresuramos en comprender al otro. Y ese prójimo, en rigor de verdad, es muy complejo, tiene múltiples aristas, casi infinitas, para analizar. Por eso, siempre el mejor camino es acercarse, compartir, escuchar, observar y luego, en todo caso, obtendremos un juicio mucho más fundamentado. La duda, en ese sentido, es vital, ya que rehuye a todo lo que deviene dogmático.

Aquí te dejamos una buena cantidad de consejos para mejorar tus relaciones interpersonales. Esperamos que sean de gran ayuda.

in 1

Otros Buscaron:

  • como aser botes de basura con un garrafon YouTube
  • como hacer q dos amigos se peleen
  • la vaselina vencida aun funciona
  • como hago para tener relaciones o asercamientos intimos
  • ganzo con reciclaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*