Qué hacer para quitar la resaca

Anuncios:

Hagamos un juego. Uno que sea rápido y sencillo. Piensa, querido lector, una especie de podio con las situaciones más incordiosas y dolorosas físicamente que hayas vivido. A que seguro, entre tantas que se pueden ocurrir, existe una muy recurrente: la resaca. Odiamos sentirla, con sus múltiples efectos y, sobre todo, nos arrepentimos de esa copa de más, de cierta mezcla de bebidas que ayer nos puso tan feliz y activos; pero que hoy nos convierte en un remedo de humano. Sensaciones poco agradables, sin lugar a dudas. Este posteo, entonces, está pensado para comunicar formas de aliviar semejante estado, sobre todo porque se caen en él una y otra vez. Qué hacer para quitar la resaca ¡No te pierdas la nota!

bo 1

Una copa de más y van. Una mezcla que no tenemos en cuenta y seguimos. Un estado fisiológico que desconocemos, con sus consecuencias posteriores. Así se puede resumir, a grandes rasgos, la génesis de la resaca. Un antes en plena juerga totalmente alegre y festivo; un después casi sepulcral, pidiéndole piedad por nuestro cuerpo a alguna deidad.

Es que ahí está el hígado que no nos da respiro, los mareos que no terminan, los dolores de crisma constantes, vómitos y algunas cosas más, dependiendo de lo bebido y la persona, claro está. Una consecuencia que ya presuponemos, pero que olvidamos, hasta que llega la cruda realidad con una fuerza de cientos de caballos para aplastarnos.

La resaca es una de las realidad más horrorosas para nuestro cuerpo y es diáfano que luchamos por sacarla, sobre todo en aquellos que no les pueden decir que no a bebidas y tragos. Aquí, por nuestra cuenta, te contaremos sobre una serie de métodos naturales para que dejes de lado cualquier malestar. Una forma eximia para que los dolores sean cosa del pasado. Como siempre anunciamos: no somos exclusivos ni excluyentes, así que bien a estos métodos le puedes añadir, querido lector, una buena cantidad de sepa propia. Dicho esto, manos a la obra.

Qué hacer para quitar la resaca

bo 2

La magia del limón: Como muchas veces hemos anunciado, la naturaleza nos da absolutamente todo para resolver nuestras patologías y  malestares transitorios. Es cuestión, siempre, de estar en pleno conocimiento y aprender en todo caso. Bajo esas circunstancias encontramos al limón con unas propiedades increíbles para quitar cualquier incordio físico.  Corta unas rodajas de esta fruta y si tienes la bendición de contar con el árbol, haz lo mismo con algunas hojas. Todo eso lo emplazas en una fuente o cacerola pequeña, llenadas con dos tazas de agua, y dejas calentar por 10 minutos. El brebaje se toma tibio instantes después y verás cómo todo vuelve a la normalidad ¿Arrepentimientos? Eso ya es cosa de cada uno.

Zumo de naranja: Pero supongamos que no posees limonero y que no tienes tampoco limones. A eso añadimos que es un día donde los proveedores no abren o estás en una condición tan paupérrima que no te puedes mover ¿Qué haces? En ese caso, una naranja cumple análogas funciones. Sigues el preparado que mencionamos con la fruta anterior, exprimes sus zumos o comes directamente la pulpa (algo más rico en la naranja). Eso es totalmente indistinto. Está comprobado científicamente que la vitamina C y la fructuosa ayudan al hígado en la descomposición de todos esos elementos que nos hacen mal.  Asimismo, por análogas propiedades la limpieza del alcohol en sangre es de un 100 por ciento. Si la fruta es fresca y de algún sitio de confianza, mejor. En breve tiempo, alrededor de una hora, te sentirás mucho mejor.

Una bebida, pero esta vez isotónica: No vamos a combatir el mal con el mal, eso está claro. Aquí te propondremos otra clase de bebida ¿Cuál? Las isotónicas. Es que es de común experiencia que la resaca, producida por el alcohol, nos tiene deshidratados. Bebemos agua sin cesar, ante un dolor de cabeza palpitante, mal aliento y, a veces, náuseas. No solo hay que hidratarse, sino que hay que recuperar muchos nutrientes. En ese sentido, las bebidas deportivas son excelentes respuestas ante una coyuntura corporal tan negativa. Por otro lado, efectuamos una advertencia: nunca respondas a la resaca con te o café, ya que terminan funcionando como diuréticos al igual que el alcohol, ergo, te deshidratarás más, poniendo en riesgo tu salud.

Mucha leche: Por esta ocasión, nos gustaría que te convirtieras en un auténtico fanático de la leche, si es que ya no eres. Es que este líquido no solo contiene un aminoácido que ayuda en la absorción del alcohol. sino también aporta calcio, elemento que suaviza toda la irritabilidad asociada a la resaca. Lo positivo es que la forma de beber no es muy compleja: un vaso y ya, sea fría o tibia, según tu preferencia. Asimismo, todo el mundo posee un poco de leche en su casa, cuestión que simplifica la realidad.

Algo de huevos: Si la resaca te tiene muy mal y no te mantienes más de un minuto parado, es mejor realizar un gran desayuno a base de huevos. Más allá de su valor proteico, los huevos contienen el mismo aminoacido que la leche (cisteína) , esenciales para disolver el alcohol y ayudar en la depuración. Lava los huevos antes de comerlos crudos. Y si te animas, añade zumo de naranja, ya que combatir con dos guerreros es mejor que hacerlo con uno.

El tomate viene bien: La ecuación no es muy compleja: si bebes mucho expeles electrolitos, que para ser sencillos son minerales que mantienen el equilibrio de tu fluido. El corolario siguiente es el dolor de cabeza, fatiga corporal e, incluso, náuseas. El tomate, por suerte, contiene todo eso que en tu voluntarismo etílico pierdes. Así que corta rodajas, cómelo a trozos, pero desde ya escoge esta verdura para recomponerte. Los resultados se verán al instante.

Ajo: Aquí el lector nos puede decir que no es un vampiro y que si ya de por sí la resaca da mal aliento estamos completos con este ingrediente. Pero poco importa, si tu salud está en juego. Debes comprender, querido lector, que en la realidad de la resaca tu cuerpo está en cierta manera envenenado (el aceltaldehído es el culpable), así que mejor es desechar eso por medio de los componentes del ajo, que de paso luchará contra tu malestar corporal y náuseas.

Un plátano: Sus altas dosis de B6 han comprobado hace poco que reducen la resaca, además de la cantidad de calcio que posee. Así que si quieres poner fin a ese estado de incordio, lo mejor que puedes realizar es comer algunos trozos o un plátano completo. Te sentirás mejor, querido lector.

Aquí te hemos dejado una buena cantidad de caminos o derroteros para combatir la resaca. Lo ideal sería no tenerla, porque violentamos al cuerpo, pero está claro que eso es imposible para muchas personas que adoran el mundo etílico. En todo caso estos remedios mejoran el posterior desenlace, cada uno de ellos desde lo natural. Sabemos que hay remedios al respecto, pero nuestra pertinencia no hace que los recomendemos.

Esperamos que el material sea de tu agrado y ayuda.

bo 3

Otros Buscaron:

  • oracion para quitar a una persona rabia
  • adbertensias sobre la semilla de sanignacio
  • como quitar la mayonesa del cabello
  • base para cup cakes con matrrial reciclablr
  • manualidades con tarros de leche en polvo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*