Qué hacer para renovar el árbol navideño

Enorme, grandilocuente, presencia absoluta, centro de felicidad y así podríamos seguir describiéndolo.  Si pensamos en Navidad, seguramente la primera imagen que aparezca en la cabeza sea la de él. Sí, los árboles navideños son hermosos e insoslayables en estas fechas, a tal punto que se convierten en su epítome, en esa suerte de objeto que condensa todo. Aquí vamos a escribir sobre un tópico complicado: la renovación del mismo. Para no aburrirnos, para mantenerse a la moda y bien fuerte la llama de la celebración, por eso te presentamos qué hacer para renovar el árbol navideño. Como siempre, te traemos la mejor información ¡No te pierdas el posteo!

ar-1

Lo cotidiano, lo recurrente, lo idéntico a sí mismo durante un tiempo agrada, incluso es necesario porque da seguridad. Muchas veces sentimos eso con la rutina, por ejemplo, donde cada uno de nuestros movimientos y actividades están perfectamente prefiguradas. Lo mismo podríamos decir de nuestra apariencia cuando encontramos ese estilo que tan bien no sienta. Sin embargo, en algún momento, sin saber el porqué, nos aburrimos de lo mismo: esa tarea, esa imagen, objeto, desempeño o lo que sea sólo nos produce sopor.

También nos puede producir análogas sensaciones el árbol de Navidad, igual, con el mismo decorado todos los años. Ahí lo vemos: artificial, dispuesto con los mismos colores, guirnaldas, bolas y luces.  Nada tiene ya de mágico, ni siquiera atractivo, a tal punto que nos da lo mismo armarlo un 8 de diciembre, como se debe hacer, que algunas jornadas después.

De todos modos, siempre hay alguna solución accesible, alguna modificación asequible, por eso en esta ocasión te presentamos qué hacer para renovar este maravilloso arbusto, sea artificial o natural, que tantas alegrías nos dio en la infancia. Te llenaremos de ideas, así que manos en la obra.

ar-2

Qué hacer para renovar el árbol navideño

Inspeccionar el árbol: Sea natural mantenido o, sobre todo, artificial, siempre es bueno observar si está de algún modo preparado para cumplir su cometido. Los árboles a veces se afean, se dañan sus troncos, sus ramas y terminan siendo poco idóneos para toda la ornamentación a la que son sometidos.  Así que este puede ser un paso inicial más que idóneo.

En caso de daños: Si hay daños siendo natural, siempre y cuando no sean grandes, se puede realizar una limpieza de la rama. En cuanto a los artificiales, las facilidades son mayores por su misma condición: en caso de ramas retorcidas se pueden mejorar e incluso su tronco enderezas. Si la base está en mal estado, con su soporte, se lo puede cambiar o incluso modificar absolutamente.

Algunos cambios:  Ahora sigamos con las modificaciones que parten de nuestros deseos. La base o soporte siempre es un excelente lugar para ponerlas en práctica cuando, sobre todo, anhelamos que la modificación no sea muy grande. Por ejemplo, para darle un estilo moderno se puede emplazar un soporte alto que cubra toda la zona de abajo o uno pequeño que deje al desnudo el tronco. Asimismo, se puede realizar una hermosa mixtura con esferas, arena o incluso hasta pequeñas piedras.

Un estilo minimalista: Es una tendencia arquitectónica y ornamental muy famosa en la actualidad, propio de todo lo moderno. Su definición es llevar a cualquier objeto a su mínima expresión. Uno podría pensar que es una contradicción sobre todo cuando los árboles navideños están muy decorados, pero no es así. Este estilo, entonces, presenta sencillez: por ejemplo la utilización de escasas bolas, de un mismo color, hasta el exceso de no necesitar ningún árbol a partir de una estructura de hebras metálicas. Como se vislumbra, las posibilidades son grandiosas.

Modificar los colores: Otro cambio tranquilo, de algún modo, puede ser cambiar las tonalidades del árbol. Quizás dejar de lado colores típicos como el rojo o dorado, y probar con celestes, verdes, lilas o los que te gusten. Por ejemplo, que las bolas, guirnaldas, luces, estrellas y lo que haya sigan el mismo juego. Lo que tenemos como resultado es que sin mucho esfuerzo y con clara sencillez podemos  obtener nuevos estilos o una modificación apetecible.

Las disposiciones son todo: Es una verdad bastante elemental que si queremos cambiar la forma de algo o su apariencia, la disposición de los objetos que la componen ayuda en ello. Si no tenemos el dinero para comprar la totalidad de nueva decoración, una buena idea suele ser añadir o quitar objetos o disponerlos de una manera totalmente distinta. El pesebre, que siempre está presente, puede dejar de permanecer en la base del árbol y ser emplazado en alguna mesa cercana. Son ideas que ayudan a las transfiguraciones cuando no hay tiempo, dinero o muchas ganas al llevar adelante estas empresas.

En caso de pequeños espacios: Está claro que el espíritu navideño tiene que estar en todas partes y nadie quiere que su hogar se vea ausente de él. Muchas casa son pequeñas, sobre todo cuando vivimos en departamento, entonces el ingenio debe aguzarse cuando no hay posibilidad de emplazar ni siquiera el tamaño normal. Una solución son los pequeños árboles, algunos con cinco o seis ramas, que permiten poner alguna bola y la insoslayable estrella.

Estilos estrambóticos: Aquí, en rigor de verdad, la renovación se lleva de un modo extremo. En internet se pueden encontrar un sinnúmero de ejemplos con árboles extraños que nunca hemos visto en la vida: Pintados en la pared con vinilos, hechos de madera, almohadones o simples hebras con esferas colgantes, formando un pino o arbusto que en realidad no está. Siempre es bueno innovar por eso aquí colocamos la idea y tú decides si vale la pena arriesgarse o no.

Aerosoles: Estos líquidos, es su justa medida, suelen ser muy efectivos para modificar las tonalidades del árbol. En vez de comprar uno nuevo de otro color, en caso de ser artificial, puedes utilizar este artilugio.  Cuando hablamos de este líquido nos referimos al blanco que le otorga, algo que queda maravilloso porque hace perfecta alusión a la navidad, la nieve y todo lo que envuelve semejantes fiestas.  Luego puedes añadir el ornamento pertinente.

La presencia o no de luces: Es extraño ver árboles sin luces, pero puede ser una posibilidad para lograr una modificación en el árbol de cara a las fiestas que se avecinan. Noche buena es noctura, claro está; pero a veces la iluminación del sitio, más un excelente decorado convierten en algo superfluo la iluminación. Asimismo, te verás liberado de la siempre intrincada tarea de desenredar esos haces cada año.

Aquí hemos dejado un buen cúmulo de ideas para que renueves el árbol que tantas alegrías te dio en la infancia. Puede que aburre verlo igual, por más bello que sea, porque ese atractivo auroral definitivamente se pierde.  Como siempre decimos, en estas cuestiones no somos ni exclusivos ni excluyentes así que tranquilamente puedes añadir más ideas para convertir en tu árbol en el más bello.

De todos modos, queda en claro que no se necesita mucho: modificar el tamaño, ponerlo en condiciones, cambiar la disposiciones, nuevos colores, objetos o romper un poco las estructuras no son tareas del otro mundo. Lo importante, solemos decirlo, es aguazar el ingenio antes que sepultar las manos en las billeteras. Esperamos que el material sea de tu agrado, querido lector.

ar-3

 

Otros Buscaron:

  • como darme cuenta que el esmaltes esta vencido
  • como hacer crecer mas rapido un arbol
  • como hacerun disfraz de burro con objetos reciclables
  • como hacer un arbol con papel crepe
  • como hacer una pulsera de papel con sus enseñanzas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*