Como hacer para cambiar y arreglar las bisagras de una puerta

Después de años de uso, las bisagras se desgastan y se rompen, de manera que las clavijas se aflojan y la puerta se vence. La solución es sencilla: solo hay que sustituirlas por otras nuevas. La calidad de las bisagras y una instalación adecuada garantizan que las puertas se sierren y abran correctamente. Una puerta bien mantenida nos proporciona mayores condiciones de seguridad, aísla acústicamente los ambientes y conserva mejor la temperatura en distintos sectores de la casa.

puertas_5

Materiales y herramientas necesarios

cazoleta

 

  • Gafas
  • Guantes
  • Brocas
  • Destornillador
  • Tornillos
  • Lápiz negro
  • Taladro
  • Cuñas de madera
  • Lubricantes siliconado con grafito
  • Espigas de madera
  • Martillo
  • Cuter
  • Cola de carpintero
  • Barreta o destornillador

Pasos a seguir para reemplazar las bisagras

Colocar-bisagras

  1. Con la puerta toatalmente abierta para no tocar el marco, hacer palanca entre la hoja y el suelo con una barreta o con un destornillador grueso. De esta forma podremos levantarla y sacarla de los goznes.
  2. Retirar los tornillos de cada una de las planchas ubicadas en la puerta y en el marco.
  3. Si los tornillos estaban flojos reemplazar los viejos por unos nuevos diez milímetros mas largos. Si a pesar de esto siguen si ajustarse, deberemos agrandar los agujeros e instalar espigas de madera.
  4. Aplicar cola de carpintería en las espigas de madera e introducirlos en los agujeros con ayuda de un martillo. Dejar secar por 12 horas y luego cortar con un cuter o con un formon la parte de la espiga que sobresalga, si no entro completamente en el agujero.
  5. Presentar la placa de la nueva bisagra, marca los agujeros y perforar con una broca de la mitad del diamtetro de los tornillos.
  6. Para evitar que la madera se raje, pasar por un jabon seco los tornillos y luego ajustarlos. Colocar nuevamente la hoja de la puerta en su lugar, haciendo considir cada una de las bisagras en su eje.
Te Recomendamos  Como meditar en cualquier lugar

Como reemplazar las bisagras

12-AtornilloBisagra

Algunas veces, el molesto ruido que hacen nuestras puertas nos recuerdan al clásico ruido de bisagras de las películas de terror. Hay varios factores que pueden producir este sonido y además otros inconvenientes cuando queremos abrirlas o cerrarlas. A continuación les presentaremos los problemas más comunes con los que usted se puede encontrar.

Incorrecta fijación de la bisagra

Esto puede deberse a que los tornillos se han aflojado. En ese caso, habrá que apretarlos nuevamente, colocando bajo la hoja una cuña para levantar la puerta.

Fijación defectuosa sobre el marco o la hoja: Para solucionar este problema, deberemos utilizar tornillos un poco mas grandes o poner una espiga de madera con cola de carpintería, y colocar nuevamente los tornillos.

Otros problemas del mal funcionamiento de una puerta

nota_22694_1

Si la puerta rechina puede deberse a que la bisagras están sucias o le falta lubricante. En este caso, hay que limpiarlas y engrasarlas. Estas reparaciones son fáciles de realizar: solo hay que levantar la puerta una o dos centímetros con un destornillador grande o con una barreta y colocar una cuña de madera entre la puerta y el suelo para proceder a colocar el lubricante. En el caso de que el suelo se haya levantado por presencia de humedad o por alguna otra causa, deberemos consultar a un profesional para determinar el origen de este problema.

Estos fueron algunos consejos y pasos que usted puede seguir para lograr cambiar o arreglar las bisagras de sus puertas y ventanas. Esperamos que les haya sido de utilidad. No dude en dejar su comentario, hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*