Qué hacer si se me moja el celular

Hoy vivimos totalmente interconectados con el mundo, ya que el celular es una puerta que constantemente permanece abierta ¿Queremos informarnos? Ahí está el celular ¿Llamar a alguien? Un opción casi perimida, pero ahí está el celular ¿Conversar de mil maneras con un conocido? ¿Conocer nuevas personas? ¿Realizar una transacción monetaria? ¿Efectuar una compra? ¿Escribir un libro? ¿Ver una peícula o toparse con el amor? Bueno: todo eso y más nos lo da el celular. De ahí deriva que sea un auténtico cataclismo perderlo, sobre todo si por esas cosas de la vida se nos mojó. Pero no te preocupes, querido lector, ya que todo alberga una solución. Aquí te presentamos qué hacer si se moja el celular.

Como el humor siniestro dicen que hay miles de maneras de morir, también podríamos decir que el celular posee miles de maneras de mojarse. Se te puede caer en el inodoro, mojarse por una lluvia intempestiva, ser víctima del arrojo de unos amigos a una pileta, terminar en el lavabo porque no lo podemos abandonar un instante y otras tantas circunstancias. Lo que sigue es la desesperación de estar desconectado del mundo, sentir que se pierden oportunidades o, básicamente hablando, que nos falta algo vital.

Por lo tanto, lo que se deduce de todo esto es que es vital la rapidez en la solución y no tanto la lamentación por lo sucedido; a los mejores les ocurren cosas negativas; así es la vida.

A continuación te dejaremos una serie de consejos o sugerencias para que puedas recuperar tu móvil y no terminar en la tienda en la búsqueda de uno nuevo, en medio de lamentaciones profundas e irascible. Como siempre decimos, en estas cuestiones no somos exclusivos ni excluyentes, así que puedes bien añadir tus propios métodos, los que consideres idóneos, querido lector. Dicho eso, manos a la obra.

Te Recomendamos  Ideas para Regalar el Día de la Madre

Qué hacer si se me moja el celular

 

Actúa rápido: Puede sonar a consejo pueril, pero realmente no lo es. La premisa es básica: si actuamos con celeridad, el daño puede que sea más leve, ya que el agua tarda en hacer las suyas sobre el móvil. Por lo tanto, sácalo del agua, trata de que se seque y en lo posible no lo vuelvas a prender hasta que ni una gota de agua quede y la humedad se pase.

Desarma lo que puedas: En un proceso bastante similar al anterior, lo que queda es remover la tapa y extraer la batería. Lo que se quiere evitar así es que terminen afectados circuitos interiores. Asimismo, esas partes internas deben ser secadas con sumo cuidado, ya sea con servilletas o algún pañuelo bien suave.

Retira la tarjeta SIM: “Llévate el celular, pero déjame por lo menos quitarle la tarjeta”, esa es una frase que seguramente hemos escuchado muchas veces, sino proferidas por nosotros mismos. Es que para la gran matoría de las personas la tarjeta SIM con sus contactos y otros datos es más sustantiva que el resto del celular o, por lo menos, caen en la lógica del mal menor. Si bien la SIM es bastante resistente al agua, te recomedamos aquí que sea removida del celular cuando intentes secarlo luego de que se haya mojado.

Sigue desarmando: El celular también tiene pequeñas tapas, carcasas o periféricos que se extraen si se quiere. Sí, tal vez no sean piezas vitales ni mucho menos, aunque debes saber que su extirpación es problable que ayuden al secado total del móvil.

Te Recomendamos  Qué hacer para ser emprendedor

Usa una aspiradora: Quizás sea exagerado, pero cree que no, querido lector. Una vez que lograste desarmar lo máximo que pudiste el móvil, incluso con la tarjeta SIM afuera, lo que queda es pasar la aspiradora en cada pieza durante unos 20 minutos, despacio. Voltea el artefacto constantemente para que no queden atisbos de humedad.

Nada de secador de cabello: Seguramente le parecerá extraño al lector que pregonemos un artefacto como la aspiradora y no un secador de cabello. Sin embargo, la diferencia es vital: el último expulsa el aire, lo cual trae como corolario que tal vez no solo no seque, sino que envíe la humedad a sitios internos no afectados aún. Para colmo, podrías fundir o dejar obsoletas algunas zonas del celular.

Utiliza el arroz: Es una verdad evidente y bastate extendida la que dice que el arroz absorbe cualquier clase de humedad. Bueno, entonces puedes probar con colocar el celular mojado en un recipiente lleno con este alimento. Es sustantivo que emplaces la batería y la tapa también, pero en lo posible separadas del resto del móvil. Algunos días (entre dos o tres) deberían darnos el veredicto para saber si es recuperable el celular por lo menos gracias a este método o no. Prueba con voltearlo de vez en cuando.

Coloca al móvil en un sitio soleado: Sea como forma suplementaria o como principal, es bueno emplazar el móvil en un sitio seco donde el sol irradie su calor. Importante es que el lugar no tenga temperaturas tan altas, pero sí las suficientes para erradicar las pequeñas humedades que queden. Abajo pueden ir toallas de papel o servilletas absorbentes para colaborar en el proceso.

Te Recomendamos  Que hacer para tener un día relajado

Otros métodos: Hay muchos materiales o sustancias que son mejores absorbentes que el mismo arroz. Por ejemplo, puedes probar con una bolsa de plástico sellada al vacío, un recipiente lo suficientemente seco o incluso desecantes de otra clase. En estas cuestiones importante solucionar rápido y no quedarse con la duda en nada; muchas cosas pueden servir en nuestro objetivo de recuperar el celular.

La importancia de mover el celular: En cada consejo, a pesar de utilizar diferentes herramientas y objetos, repetimos la misma sugerencia: mover el celular ¿Por qué? Porque si queda algún rastro de humedad o sencillamente agua, el deslizamiento hará que salga por los múltiples orificios y hendiduras que posee el móvil.

Haz una prueba: Ya te has convertido en todo un científico de celulares convalecientes a esta altura, pero necesitas saber si sirvió de algo el trajinar o es pura hojarasca. Por lo tanto, luego de un día (o en lo posible más), echa un vistazo para saber si funciona. Conecta el móvil, observa si el cargador energiza el artefacto, si se puede prender o está totalmente muerto aún.

Una precaución: A pesar de estar seco no prende , ¿qué puede ser? Como última alternativa puedes probar la carga de tu celular, ya que tal vez está simplemente no cuenta con energía entonces es cuestión de cargarla. Si en todo caso eso no sirve, lamentablemente tendrás que modificar tu modelo tan entrañable (o no).

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.